No es un lugar descriptible, las fotografías no muestran lo que realmente se expone en sus aparadores, estanterías y demás espacios. De la antigua Calzados Lluch se conserva todo, todo, todo excepto su particular mercancia. En tiempo del vintage postmoderno no podía faltar un establecimiento de este tipo en Barcelona.

Armand Cabrera / Google

Una maravilla de tienda en la que reencontrarse con los recuerdos y con un trato exquisito. Siempre es un placer visitarla.

Vince Abossfan / Google